flickr Twitter Facebook Youtube

Hasta siempre maestro Abel Rodríguez

WhatsApp Image 2020 08 20 at 11.52.02 AM20 de agosto de 2020. Hoy despedimos al maestro, intelectual, compañero y amigo Abel Rodríguez.  Su lucha por el derecho a una educación transformadora, por las posibilidades de construir país desde la unidad y lucha popular hoy son banderas que con admiración y profunda gratitud portamos para continuar trabajando por un país con justicia social. 

Nuestra solidaridad con su familia, amigos, maestras y maestros colombianos. 

 

Compartimos las palabras de los compañeros Miller Dussán Calderón (Huila) y Jaime Rodríguez (Nariño)

Educador integral, expresidente de la FECODE, Exconstituyente, comprometido con la democratización del país con sus ideas plasmadas en la Constitución de 1991, Intelectual Orgánico, quien asumió las banderas de la lucha por la defensa de la Educación Pública, el Estatuto Docente, que igualó en dignidad y salario a los maestros de primaria con los de secundaria, estimuló su profesionalización y actualización académica con el escalafón y la estabilidad laboral de los docentes, el impulso a la creación de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia, CUT, la dirección del Movimiento Pedagógico Nacional por la Autonomía Cultural de los Docentes y uno de los logros más significativos la Ley General de Educación.

Hace parte de las Memorias Ejemplares que permanecerá viva, porque comprendió que el sentido de la vida se construye en las resistencias argumentadas por la Liberación Humana.

Solidaridad con todos sus familiares, amigos, maestros, trabajadores en general que lo acompañaron siempre en el ideario de la igualdad y la justicia.

Miller Dussán Calderón.

 

Al Sabio y Valiente maestro de escuela: Abel Rodríguez

A Abel le gustó venir al Carnaval de Pasto. Acá al pié del volcán encontraba el afecto de sus amigos cercanos que compartimos pensamientos y acciones. Él, no venía solo, traía a su familia a enseñarles el contagio de la magia del carnaval, de esta inmensa escuela popular de la alegría, la convivencia y creatividad que nos hemos inventado los pastusos.

Con Abel compartimos acercamientos vitales de verdaderos hermanos. Recuerdo una tarde en Bucaramanga en 1982 cuando dijo en una pequeña reunión:
— Les propongo que sea el pastuso, quien sustente ante la plenaria del Congreso de Fecode nuestra propuesta de creación del Movimiento pedagógico.
Todos estuvieron de acuerdo con su insinuación. Estábamos ahí además de Abel: Antanas Mockus y Socorro Ramírez. Siempre entendí que ese cumplido y enorme responsabilidad no lo hacía por mí, sino como una prueba del amor de Abel al magisterio nariñense al que respetó por la calidad de sus luchas y puso de ejemplo a lo largo de los tiempos y por los infinitos senderos que recorrió.

Hoy nos deja huérfanos el más emblemático, carismático y genuino líder que ha nacido en el seno del magisterio colombiano. Se va el maestro de escuela que condujo los momentos más importantes de las conquistas de los educadores colombianos. Pero no solo fue sabio conductor del magisterio; Abel entendió y aprendió a profundidad la importancia de la unidad popular y de las luchas cívicas y enseñó con su ejemplo que había que avanzar también hacia el campo de los procesos políticos. Por eso llegó a ser elegido miembro de la Constituyente de 1991. Allí Abel clavó su más alta bandera. Allí preñó la Constitución colombiana de garantías y derechos para los maestros y la educación pública. Fue también un ejemplar y sabio secretario de Educación de Bogotá que puso en práctica, desde el gobierno, los sueños y consignas que cantamos los maestros en la calles.

Los tiempos avanzaron y la derecha y la extrema derecha en el poder consiguió vulnerar gran parte de la herencia que Abel Rodríguez incorporó a la Constitución nacional y a la Administración Pública.

En este día, con los ojos nublados por el dolor, sólo me nace decirles a los maestros de mi país, que el mejor homenaje al líder sabio y valiente, a Abelito Rodríguez es continuar sin descanso en la tarea de recuperar los derechos que conquistamos bajo su orientación y en seguir a plenitud el espejo de su lucha integral por alcanzar la justicia Social para todos los colombianos.

Jaime Rodríguez
Pasto 20 de Agosto de 2020

Planeta Paz - Calle 30A N. 6-22 - Oficina 2701 - PBX (0571) 340 23 00  - Bogotá, Colombia