flickr Twitter Facebook Youtube

Muerte, hambre y desplazamiento: actualidad de los pueblos indígenas

Índice del artículo

silvia32_cauca_mayo_14 al 16_2004Además del abandono total en el que se encuentran las comunidades indígenas por parte del Estado y las consecuencias como la pobreza extrema, la carencia de servicios básicos de salud y educación; se enfrentan  a la violencia constante en sus territorios, pues son sumamente apetecidos para jugosos proyectos de inversión extranjera o considerados puntos estratégicos para los diferentes actores del conflicto armado nacional. (Primer a Parte)

Por lo anterior, el panorama actual de las realidades indígenas es preocupante, 1200 son ya los líderes asesinados entre 2002 y 2009, miles de niños, madres y hombres nacidos dentro de culturas ancestrales y pacíficas, fueron masacrados en medio de un combate de poderes que les cuesta trabajo entender.

La salud en los pueblos indígenas, una gran enfermedad

No es un secreto para el país la deficiente atención médica que reciben los indígenas de Colombia, y en muchas ocasiones, las miles de muertes por enfermedades que se habrían podido evitar -de no ser por la escasez de medicinas o médicos preparados que logren llegar a las zonas afectadas-, terminando así en verdaderas tragedias.

La más reciente noticia de problemas de salud, se dio el 9 de septiembre del presente año en Vitoncó, Tierradentro, al encenderse las alertas de emergencia debido a un brote de diarrea que ha afectado a más de 300 personas y ha causado la muerte de tres niños.

marcha indigena sep04 002Alberio Vistus, autoridad tradicional del Vitoncó, dio a conocer que se "ha declarado emergencia de salud pública por el brote de diarrea que ha causado la muerte a varias personas" y afirmó también que "hasta el momento se ha contado con el acompañamiento del Hospital San Vicente de Paúl, la AIC, la Unidad de salud de Belalcázar y la Universidad Nacional que ha tomado varias muestras del agua y alimentos, para conocer las causas de esta enfermedad".

La comunidad de Vitoncó está conformada por 8 veredas, y entre ellas la localidad La Cruz con una población de 1.200 personas, lugar donde se ha presentado esta epidemia, y donde el personal de salud ha centrado su trabajo. Pero a pesar de los esfuerzos de las anteriores organizaciones "falta más acompañamiento y atención por parte del Estado, pues las ayudas no han sido suficientes" según la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca - ACIN, haciéndose urgente la colaboración de la ciudadanía, ya sea económica o con sueros antidiarreicos y medicamentos para la fiebre, entre otros, junto con la presencia de más médicos en este resguardo de Vitoncó.

Contradictorias nociones de progreso

Otro gran problema al cual se ven enfrentadas las comunidades indígenas en nuestro país es la riqueza de sus tierras, conservadas por ellos hace miles de años, pues aunque suene extraño que ésto sea un inconveniente, el Gobierno Nacional ha iniciado una gran cantidad de proyectos que afectan directamente el corazón de sus territorios.
Un claro ejemplo de lo anterior es el ambicioso megaproyecto que se adelanta en la Sierra Nevada de Santa Marta, que consta de tres partes: la creación de una represa en el Río Ranchería y el único importante que surca La Guajira; el desarrollo de un distrito de riego que se planea extender a lo largo de más de 18 mil hectáreas, por los municipios de sur del departamento, San Juan del Cesar, Distracción, Fonseca y Barrancas para aumentar la producción agrícola; y tercero, el desarrollo de un plan agropecuario para la creación de nuevos negocios agroindustriales, como el ají, la páprika, y el arroz.

Pero las comunidades indígenas se resistieron a la "construcción de la gigante muralla de 110 metros de alto que atrapó el río, porque irrespeta una zona sagrada y rompe el equilibrio que debe existir entre hombre y naturaleza". Además, la obra se hizo sin el consentimiento ni la participación de sus auténticos líderes, como lo documenta el reconocido fotógrafo estadounidense Stephen Ferry, quien realizó una investigación a fondo patrocinado por Becas Avina de periodismo.

marcha indigena sep04 019Por otro lado ambientalistas y dirigentes empresariales guajiros, consideran que no se hicieron los suficientes estudios de impacto y que las consecuencias que tendrá la represa sobre la región y el río pueden a la larga dejarlo seco. El primer presagio que pareció confirmar sus temores fue los 3.000 bocachicos, besotes, barbudos y dorados, entre muchos otros peces, que murieron luego del desvío del río que se hizo a mediados de 2007. No obstante, la construcción sigue en marcha y no se detendrá hasta que se cumpla el cronograma y quede lista en el 2011.

Es así como vemos con preocupación que las fuentes hídricas y las cuencas de los ríos más importantes en Colombia son devastadas y los territorios indígenas son violentados sin ninguna clase de respeto por sus creencias y propiedades.

Por otro lado, el agro-negocio y las plantaciones en la Costa Pacífica y el piedemonte de la Cordillera Occidental, que incluye el territorio ancestral del pueblo Awá afectado por las masacres y el desplazamiento en curso, son zonas estratégicas de interés para proyectos de acumulación económica legales e ilegales que incluyen grandes plantaciones de caucho, palma aceitera, lo mismo que plantaciones y laboratorios de procesamiento de coca. Al igual que en el resto del país, estos proyectos agro-comerciales, requieren y se apoyan en el uso de la violencia y del terror contra los moradores ancestrales del territorio en la perspectiva de despojarlos y desterrarlos.

Planeta Paz - Calle 30A N. 6-22 - Oficina 2701 - PBX (0571) 340 23 00  - Bogotá, Colombia

platinoweb