En camino largo no hay ventaja. Prácticas populares para la construcción de la paz desde Montes de María

A juicio de los editores, este texto tiene una virtud: pone en evidencia los enormes esfuerzos de muchas personas y organizaciones para dar alguna respuesta a poblaciones de una región golpeada por muchos conflictos, entendiendo que uno de ellos es la dejadez y los sesgos del Estado. En este caso, dejadez se entiende como indolencia frente a una historia que muestra contextos atravesados por conflictos y violencias, aunque hay que decir muy claro que el Estado mismo ha mostrado otras facetas: apoyos parciales con tintes distributivos y democráticos pero, en general, un actor más, alinderado con los intereses de los poderosos.