flickr Twitter Facebook Youtube

En Montes de María: se siembra, se pesca y se cosecha paz

Red Piscícola del Norte de Bolívar - Montes de María

Contexto:

• Varias comunidades de Maríalabaja y de Mahates, así como de los municipios que integran el Canal del Dique se dedican a la pesca y piscicultura. Una de las razones obedece a la cercanía a los diferentes cuerpos de agua que existen en la región. Maríalabaja por ejemplo cuenta entre sus cuerpos de agua con la ciénaga El Playón, ciénaga de Maríalabaja, represa Matuya, Arroyo Hondo, Arroyo Corral, Arroyo Grande de Correa y Canal del Dique. En Mahates se encuentran la ciénaga de Matuya, ciénaga Remedio Pobre, ciénaga Capote, ciénaga el Zarzal, ciénaga de Aguas Claras, ciénaga Atascoso, ciénaga El Tupe, arroyo Pita y el Canal del Dique.
• En el caso concreto de la región del Norte de Bolívar, la pesca se cuenta como una actividad de larga data que en principio aseguraba el sustento del pescador y de su núcleo familiar. Con el paso del tiempo y las transformaciones de las dinámicas económicas que vinculan el ámbito agropecuario, la pesca se ha venido consolidando como fuente de sustento, en términos de proteína de calidad para el consumo y en generación de ingresos para las familias.
• Esta actividad genera una economía de escala local que involucra a vendedores, restaurantes, entre otros.
• La comunidad se autorreconoce como pescadores-agricultores. Sus formas de pescar y cultivar han sido transmitidas de generación en generación, son parte de su vida cotidiana y sustento.

Descripción de la Problemática:

El cambio en los sistemas productivos en la región ha provocado el desecamiento de las ciénagas y demás cuerpos de agua de la región, esto debido por un lado al taponamiento de los canales que conectan las ciénagas con el Canal del Dique; y en segundo lugar por la construcción de terraplenes con el fin de crear playones para la ganadería. Este taponamiento impide los flujos y reflujos naturales del agua.

De lo anterior se deriva la disminución en la producción de peces, la contaminación del agua debido a las explotaciones ganaderas y de monocultivos; ya que los desechos tóxicos generados en los procesos de producción van en muchas ocasiones a la ciénaga, y adicionalmente los grandes riesgos por desastres naturales como inundaciones y la sedimentación de las ciénagas.

Adicionalmente, al alterar el estado natural de las ciénagas, los pescadores se ven presionados a utilizar métodos de pesca indiscriminada como el trasmallo y el boliche; afectando la seguridad alimentaria y sostenibilidad.

Finalmente, durante la ola invernal de 2010, la Red y en general los pescadores de esa región lo perdieron todo: la infraestructura, la inversión en alevinos, la inversión en concentrado; etc.

¿Qué es la Red Piscícola del Norte de Bolívar?
Esta Red nace en Puerto Santander en 1979, como iniciativa del Comité de Pescadores de Puerto Santander, para mantener el equilibrio ecológico de los cuerpos de agua, evitando la sobreexplotación. En 1999 se fortalece mediante la incorporación de otras organizaciones. Hoy hacen parte de la Red Piscícola del Norte de Bolívar, 68 familias de cuatro organizaciones: la Asociación de Pescadores de Mahates (Asopema), el Comité de Cooperación Cultural de Gamero en Mahates, la Asociación Primero los Niños (Asoprini) y el Comité del barrio Puerto Santander del municipio de Marialabaja. Mucho más que peces: La Red Piscícola es sinónimo de formación ciudadana, sabiduría popular y resistencia comunitaria. Inicialmente era un proyecto de lecto-escritura, que fue convirtiéndose en el proyecto de vida de muchas personas.

¿Cuáles son los logros?

1. Ha mantenido una actividad productiva por más de 30 años, de forma colectiva, cooperativa.
2. Hoy en día es una actividad económica autónoma, sostenible, que genera el sustento de 68 familias.
3. Aporta a la seguridad alimentaria en los municipios ofertando una proteína de buena calidad a muy buen precio.
4. Producen su propio concentrado con productos de la zona que cultivan otros pobladores o ellos mismos, y lo vende a las organizaciones que integran la Red.
5. Este sistema de venta de concentrado generó la creación de un Fondo Rotatorio mediante el cual, las organizaciones pagan, una vez vendan la producción de peces.
6. Aunque perdieron todo en la ola invernal de 2010, han recuperado su estructura productiva, aunque persiste este efecto en deudas al Fondo Rotatorio.

¿Cuáles son los retos?

1. Aumento de la producción, puesto que la demanda es más alta que la oferta en los propios municipios, consolidación del sistema de producción de concentrado mediante procesos tecnológicos de generación de valor agregado como por ejemplo el secado.
2. Mantener una base productiva de las organizaciones para la producción del concentrado, ya que muy pocos poseen tierras.
3. Vincular a una mayor cantidad de jóvenes en la organización y el proceso productivo.
4. Definir y llevar a cabo acciones de adaptación al Cambio Climático, ya que las altas temperaturas provocan la evaporación del agua de las ciénagas, así como la sedimentación de las ciénagas.

¿Por qué esta experiencia aporta a la construcción de paz en los territorios?

La paz en Colombia pasa por resolver el acceso de la población a medios de vida que garanticen acceso a recursos económicos, cuidado del medio ambiente, inclusión de las mujeres y de los jóvenes en condiciones de equidad. La Red Piscícola nos muestra que esto es posible; también identifica cuales son las barreras, debilidades y retos que debe enfrentar una nueva institucionalidad para que en los territorios se supere la pobreza y se avance realmente en la construcción de paz.

Planeta Paz - Calle 30A N. 6-22 - Oficina 2701 - PBX (0571) 340 23 00  - Bogotá, Colombia