flickr Twitter Facebook Youtube

Del despojo al Retorno

Asociación de Campesinos Desplazados Retornados-ASOCARES
Municipio de Ovejas, departamento de Sucre, Montes de María

El despojo de tierras en los Montes de María, así como en otras regiones del país, ha estado asociado con el desplazamiento forzado y a las acciones violentas cometidas en mayor medida por los grupos paramilitares contra la población campesina, que han incluido la amenaza, el uso de la fuerza y el fraude.

De acuerdo, con miembros de la comunidad estas tierras fueron legalizadas con la ayuda de funcionarios públicos locales originando una cadena de compra y venta de predios amparada bajo la denominada “legalización del despojo”. Según cifras de Acción Social, entre los años 1998 y 2009, fueron desplazados forzadamente en la región de los Montes de María un total de 215.505 personas. El Carmen de Bolívar es el municipio que presenta la mayor expulsión de personas con el 33%, seguido por los municipios de San Onofre con el 11.7%, Ovejas con el 9.6%, María la Baja con el 8.3% y el municipio de Córdoba (Bolívar) con el 7% .

Entre 2003 y 2014, 600 familias organizadas en la Asociación de Campesinos Desplazados Retornados-ASOCARES han logrado retornar a sus tierras. Este proceso le ha costado la vida a 4 líderes, uno de ellos el secretario de la organización, y amenazas a los 4 presidentes que han tenido durante su existencia. Otros miembros de la comunidad no han resistido la presión de distintos actores legales e ilegales y han abandonado la región. Pero hoy, son 600 familias quienes han empezado a recuperar sus actividades económicas bajo nuevas formas de asociación y con la bandera de la solidaridad y la resistencia. Ellos constituyen una experiencia y demostración de cómo avanzar en la construcción de paz desde los territorios, porque a pesar de las dificultades y la violencia que han enfrentado, resisten y tienen propuestas, se articulan y se organizan para interlocutar con otros actores en el territorio.

Datos relevantes:

• Las cifras de la Agenda Presidencia para la Acción Social y la Cooperación Internacional, dan cuenta de una disminución del desplazamiento en la región. Pasando de 4.975 personas en 2008 a 1.146 en el 2009 y a 240 en el 2010.

• Los cuatro municipios que integran el Plan de Consolidación –El Carmen de Bolívar, San Jacinto, Ovejas y San Onofre- durante el período de 1999 a 2010 reportaron un total de 39.220 personas en situación de desplazamiento forzado, ubicándose los picos más altos en los años 1999 a 2001, y los más bajos en los años 2008 a 2010 . A pesar del acto de desmovilización formal del Bloque Héroes de los Montes de María de las AUC en 2005, cuando se creía que el desplazamiento forzado era cosa del pasado y se anunciaba que los Montes de María transitaban hacia la etapa del “postconflicto”, el grupo de Memoria Histórica de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (CNRR) registró 17.768 nuevos desplazamientos forzados de campesinos en los municipios de El Carmen de Bolívar, San Onofre, Ovejas, María la Baja, Colosó y San Jacinto.

• Según CODHES, aunque el alto número de desplazados registrados a 2010 en el país sigue siendo causado principalmente por la violencia, preocupa que detrás de las acciones armadas y de la intimidación que los grupos armados ejercen contra la población civil, se estén moviendo poderosos intereses económicos asociados a la explotación minera, a los grandes cultivos de palma de aceite, al despojo histórico y a la compra irregular de tierras en zonas de conflicto; estos fenómenos pueden estar presionado el desplazamiento de la población en municipios que hacen parte de uno de los territorios con mayor presencia de la fuerza pública, que es precisamente uno de los epicentros del plan y de la política de consolidación de la seguridad democrática, heredada por el gobierno nacional actual. Prueba de que el desplazamiento forzado sigue siendo una realidad en los Montes de María, y una modalidad implementada por los actores armados para continuar con el despojo de tierras, la constituye el desplazamiento masivo de campesinos en la zona rural de El Carmen de Bolívar, en noviembre de 2010 .

¿Qué es ASOCARE y que han logrado?

La Asociación ASOCARE es un colectivo de familias habitantes en el municipio de Ovejas que de manera autónoma organizaron su retorno al territorio, luego de tres años de haber sido víctimas de desplazamiento forzado por la presión de actores armados en la región; en donde la tierra, el agua y los recursos naturales están en el centro del conflicto. Este próximo 4 de marzo cumplen 10 años de un proceso de retorno que ha significado dolor y valor por recuperar sus vidas de manera digna.
Ellos han logrado:
• Retornar de manera colectiva y resistir en el territorio. Liderar el retorno de 600 familias de seis comunidades.
• Implementar procesos de gestión colectiva de la tierra y procesos productivos que logren mantener el retorno.
• Visibilizar su problemática en diversos espacios públicos y privados, aunque persiste una estrategia de hacinamiento y de violación de derechos hacia ellos por parte de los empresarios.
• Implementar mecanismos de autoprotección de los líderes y lideresas.

La historia en sus propias palabras:

“Queremos transformar el impacto negativo en positivo: esto nos ha permitido fortalecernos; reconstruir nuestra comunidad, labrar la tierra, vivir dignamente, con autonomía”. El desplazamiento nos cambio el rol de productores a consumidores; pero no es lo que somos.

“La Asociación empezó un 5 de marzo 2004 con un grupo de familias víctimas del desplazamiento forzado que comenzó el 21 de enero de 1991 y que tuvo su mayor pico en 2001”.

“En 2003, nosotros mismos nos empezamos a juntar en las ciudades en donde estábamos y el 5 de marzo de 2004 retornamos 30 familias de las veredas Borrachera y Villacolombia, más adelante retornaron 29 más; sin embargo entre 2005 y 2006 asesinaron a varios de nuestros líderes que estaban organizando el retorno de 206 familias más”.

Más tarde en 2007, recibimos apoyo del gobierno para el retorno de 207 familias, recibiendo un recurso de 370.000 por familia por un año-esto no solucionó el problema- Digamos que se avanzó y se retrocedió porque aparecieron más líderes asesinados. Esta crisis provocó que las familias de Borrachera vendieran sus tierras a algunas empresas y se marcharan quedando solo dos familias.

Hoy en día la Asociación está conformada por 24 familias, y su radio de acción es en apoyo a 600 familias de 6 comunidades que hicieron parte del proceso de retorno y se encuentran solicitando la reparación colectiva por parte del Estado.

Desde 2009 la tierra pasa a manos de empresas y es destinada para la ganadería intensiva, la extracción minera de gas y los monocultivos de palma africana, tabaco rubio y teca (alrededor de 1,100 hectáreas sembradas, 70% de las cuales se encuentran en el municipio de Ovejas).

Hace 12 años nos cortaron el agua, antes del desplazamiento teníamos acueducto ahora no. Y tenemos que pagar servicio de transporte para traer el agua potable desde la cabecera municipal hasta la vereda.

¿Cuáles son los principales retos?

• Implementar procesos de medios de vida sostenibles que logren la permanencia en el territorio y para eso consideran que resolver la tenencia de la tierra es fundamental.
• Resolver el suministro de agua tanto para consumo humano como para los procesos productivos, entendido como un cumplimiento de derechos.
• Fortalecer el tejido social mediante apoyo psicosocial a las víctimas.
• Documentar y visibilizar su experiencia de retorno.
• Fortalecer estrategias de protección para los líderes y las comunidades.
• Acceder al derecho a la educación superior para la juventud de la comunidad.
• Incidir e interlocutar con las entidades de gobierno y entes privados, para esto son líderes de la Mesa de Interlocución y Concertación.

¿Por qué esta experiencia aporta a la construcción de la paz en los territorios?

La paz en Colombia pasa por la necesidad de resolver los procesos de despojo de tierras. ASOCARE es un ejemplo de que si es posible retornar y de lo que requieren las comunidades para que ese retorno sea sostenible y en condiciones dignas. Nos muestra también con el ejemplo cuáles son las debilidades y vacíos de la intervención gubernamental, y por tanto los ajustes institucionales y de política que se requieren modificar.

Planeta Paz - Calle 30A N. 6-22 - Oficina 2701 - PBX (0571) 340 23 00  - Bogotá, Colombia