flickr Twitter Facebook Youtube

Agenda Mínima

Grupo de Paz

Grupo de PazIntegrado por dirigentes de organizaciones sociales populares (afrodescendientes, mujeres, jóvenes, sindicalistas, campesinos, desplazados, comunicadores, ambientalistas, comunales, cívicos, indígenas y LGBT -lesbianas, gais, bisexuales y transgeneristas-), tiene como objetivo principal la elaboración colectiva y autónoma de los elementos necesarios para construir una propuesta de negociación política del conflicto armado en Colombia, desde la perspectiva de los sectores sociales populares, y que se concreta en la Agenda Mínima.

En el inicio de sus actividades, el Grupo de Paz definió la caracterización del conflicto armado que ha vivido la sociedad colombiana por más de medio siglo y el sentido de la negociación política necesaria para superarlo, de acuerdo con un plan de trabajo previamente concertado con quienes participan en el Proyecto.

Las actividades anteriores realizadas por PLANETA PAZ, mediante las comisiones temáticas, la caracterización de cada sector y la construcción de sus respectivas agendas, llevaron a los participantes en el Proyecto a concluir que la forma política y militar que había tomado el conflicto armado estaba desestructurando las redes sociales populares e impidiendo que sus actores se posicionaran dentro de los múltiples entramados de poder en los ámbitos locales, regionales y nacionales.

El diálogo crítico del Grupo de Paz con diferentes académicos nacionales e internacionales y el esfuerzo de los líderes y liderezas por formar consensos y clarificar disensos, condujo a las organizaciones y movimientos que participan en PLANETA PAZ a caracterizar el conflicto colombiano, después de analizar colectivamente diferentes definiciones del mismo, como un conflicto social, político, económico, cultural y ambiental con expresiones armadas y, por consiguiente, a entender su negociación política en función de la paz como un proceso en el que debían participar directamente diferentes actores de la sociedad civil y específicamente de los sectores sociales populares, sin mediaciones políticas o sociales, como las representadas en el Estado, los grupos insurgentes, los partidos políticos o las organizaciones no gubernamentales.

Asimismo, se bosquejaron los primeros elementos para que el proceso de negociación tuviera como fundamento la participación de las organizaciones y movimientos populares, de acuerdo con una dinámica que en un primer momento fuera de lo local a lo nacional, para luego retornar de lo nacional a lo local. Esta propuesta de caracterización del conflicto armado y de la negociación política realizada por el Grupo de Paz fue discutida y reelaborada en los diferentes nodos y regiones de PLANETA PAZ, antes de ser asumida como un horizonte de sentido colectivo.

El Enfoque Metodológico

Teniendo como referencia el primer eje de la caracterización del conflicto armado y la negociación política del mismo, el Grupo de Paz asumió la tarea de elaborar los borradores de la Agenda Mínima en torno a otros tres ejes: sistema económico, social y ambiental; sistema político y de poder; y reconstrucción ética, social y política del país, con el propósito de formular propuestas que permitieran el fortalecimiento y posicionamiento de los sectores sociales populares en el panorama nacional alrededor de una paz integral y sostenible. El diálogo crítico con académicos nacionales permitió que se fueran delimitando, en forma tentativa y provisional, los temas que deberían ser tratados dentro de una Agenda de Paz y las posiciones que los sectores sociales populares tenían con respecto a ellos. En consecuencia, el trabajo colectivo se orientó hacia la estructuración de los primeros borradores de la Agenda, relacionados con los siguientes conflictos: agrario y ambiental; soberanía, seguridad y autonomía alimentarias; educación; pensiones; trabajo; integración internacional, y sistema político y de poder.

Simultáneamente, a raíz de la discusión y aprobación de la denominada Ley de Justicia y Paz, se fueron produciendo una serie de declaraciones públicas que han ido perfilando los componentes básicos de un plan para la reconstrucción ética, política y social del país.

En la mayoría de los documentos y cuadros sintéticos puede observarse que los elementos de la Agenda Mínima siguen siendo debatidos en un amplio proceso de elaboración regional y local dentro del proyecto de PLANETA PAZ y que, por consiguiente, no pueden, ni deben ser considerados como parte de una propuesta definitiva, sino como insumos o aportes de algunas organizaciones de los sectores sociales populares para la construcción de la paz en el país.

La Agenda Mínima de Paz es el producto del trabajo de líderes y liderezas populares en diferentes regiones, a partir del primer insumo elaborado por el Grupo de Paz. En tal medida, no son el resultado de la labor de expertos y especialistas académicos en cada tema o conflicto aunque, como ya se ha mencionado, sus puntos de vista han servido para retroalimentar las propuestas. En el mismo sentido, la formulación de políticas públicas hecha por el Proyecto, tanto en sus procesos específicos desarrollados por las organizaciones populares (educación, soberanía y seguridad alimentarias, género, juventud...), como en las propuestas macroeconómicas y fiscales que demuestran la viabilidad de la realización de derechos como los de educación, salud, pensiones, seguro al desempleo y seguridad alimentaria, mediante el cumplimiento de criterios de cobertura, eficiencia, equidad, calidad y solidaridad (coordinadas por Luis Jorge Garay y sintetizadas en la presente publicación) han constituido un aporte muy valioso para la estructuración de la Agenda e ilustran la posibilidad de un diálogo crítico y propositivo entre los sectores sociales populares y la academia, que se fundamente en el respeto de los diferentes saberes sociales y se enriquezca con su diversidad.

El trabajo iniciado con la Agenda Mínima conduce a PLANETA PAZ a plantearse la necesidad de redefinir el espacio de lo público, como el escenario político que desde la diversidad social le permita a los sectores populares delinear nuevos horizontes de sentido y realizar propuestas para una convivencia de los colombianos y colombianas, donde los conflictos sociales se resuelvan o cualifiquen sin recurrir al uso sistemático de la violencia armada.

Cabildos abiertos por la paz

Después de un trabajo colectivo de más de cuatro años en el que fueron elaborados los lineamientos generales de una política pública popular de paz a partir de un diálogo entre el grupo de paz y las diferentes organizaciones que confluyen en las regiones, publicados en el documento Agenda Mínima de Paz, las actividades se orientaron hacia una estrategia que permita concretar y reelaborar estos lineamientos desde la especificidad territorial del conflicto armado en cada una de las regiones donde se desarrolla el proyecto Planeta Paz.

La nueva estrategia está articulada alrededor de dos mecanismos claramente definidos:

1. La realización de cabildos abiertos orientados hacia el bicentenario de la Independencia, en donde se discutan las necesidades territoriales con el propósito de construir la paz en Colombia y se propongan alternativas específicas que se vinculen a los lineamientos más generales de la Agenda Mínima Paz.

2. A partir de los cabildos abiertos la iniciación de un proceso constituyente que permita la materialización de las reformas sociales, políticas y económicas necesarias para lograr la paz en Colombia y posicionar a los actores y movimientos populares como sujetos activos de este proceso.

Los ejes tentativos de articulación tanto de los cabildos como del proceso constituyente ya fueron trabajados dentro del grupo que está animando esta segunda fase de la formulación de una política pública de paz y hacen referencia a la crisis humanitaria que está viviendo el país, a la necesidad de una reforma política estructural que facilite las herramientas institucionales para desmontar el sistema de poder imperante en Colombia, al desmonte efectivo y definitivo del paramilitarismo y de sus redes económicas y sociales de apoyo, a la consagración de un Estado Constitucional que permita el desarrollo progresivo de los derechos económicos, sociales y políticos, y a la consolidación de una política social de paz que comprometa al Estado y las organizaciones insurgentes en un negociación definitiva del conflicto armado colombiano. Las primeras reuniones regionales para concretar estas propuestas ya se han realizado y la tarea futura consiste en darle continuidad y consistencia a la formulación de elementos concretos de política pública en cada uno de los territorios, articulados a las otras políticas públicas que ha venido trabajando Planeta Paz.

Planeta Paz - Calle 30A N. 6-22 - Oficina 2701 - PBX (0571) 340 23 00  - Bogotá, Colombia