buy synthroid no prescription logo planeta

flickr Twitter Facebook Youtube

  • Noticias
  • Noticias 2016
  • Por el legítimo derecho a la protesta social apoyemos al profesor y líder popular Miller Dussán

Por el legítimo derecho a la protesta social apoyemos al profesor y líder popular Miller Dussán

fffgfCARTA DE APOYO AL PROFESOR E INVESTIGADOR DE LA UNIVERSIDAD SURCOLOMBIANA Y REPRESENTANTE LEGAL DE ASOQUIMBO, MILLER ARMÍN DUSSÁN CALDERÓN ANTE EL PROCESO DE JUDICIALIZACION POR SU LUCHA Y DEFENSA DEL RIO MAGDALENA Y LOS IMPACTOS QUE OCASIONO LA CONSTRUCCION DE LA REPRESA EL QUIMBO

Mediante esta carta denunciamos y solicitamos garantías ante la judicialización y el riesgo de violación de los Derechos como el Debido Proceso, el derecho a la Defensa, a un Juicio justo e imparcial y a la libertad individual y de expresión del profesor, investigador, defensor de derechos humanos y líder social de la Universidad Surcolombiana, MILLER ARMIN DUSSAN CALDERÓN, quien ha sido vinculado a (2) dos procesos penales por por las acciones de denuncia, investigación y movilización pacificas y sociales de defensa del territorio, el medio ambiente y la vida campesina y pesquera de las comunidades afectadas por la Hidroeléctrica El Quimbo. Después de 8 años de movilizaciones entidades del Gobierno Nacional y organismos de control ha admitido que EMGESA S.A E.S.P, dueña del proyecto, le ha incumplido a las comunidades y ha afectado gravemente uno de los ríos más importantes del país “El Magdalena”.

Los grupos de investigación, organizaciones gremiales, sociales y defensoras de Derechos Humanos; profesores, académicos, investigadores, científicos nacionales e internacionales, abajo firmantes, denunciamos la criminalización del derecho a la protesta social y manifestamos nuestro respaldo y solidaridad con el profesor DUSSAN por las siguientes razones:

1. Es un investigador comprometido con la solución de los problemas socio-ambientales de la región y el país.

Miller Armín Dussán Calderón, nació en La Plata Huila en 1950, profesor e investigador de la Universidad Surcolombiana, -USCO- licenciado en Lingüística y Literatura de la -USCO- Especialista en Instituciones Jurídico Políticas y Derecho Público de la Universidad Nacional de Colombia, Magíster en Desarrollo Educativo y Social de la Universidad Pedagógica, Máster en Educación y Sociedad y Doctor en Educación y Sociedad con la calificación de sobresaliente (cum laude), ambos títulos obtenidos en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Actualmente se desempeña como profesor de planta de la USCO, labor que realiza desde 1993 orientando las cátedras de Pedagogía, Epistemología, Filosofía e Historia de la Educación, Resolución de Conflictos y Asesoría de Prácticas Pedagógicas.

Trabajó como investigador en el Centro de Estudios e Investigaciones Docentes Ceid-Fecode y colaboró con la Revista Educación y Cultura, desde la cual se orienta el Movimiento Pedagógico.

Representó a los docentes y al Presidente de la República en el Consejo Superior de la USCO. En 1997 ocupó el cargo de vicerrector de la USCO y contribuyó a la propuesta de la Red de Universidades por la Paz y la Convivencia Nacional.

Durante siete años participó en el Grupo Interuniversitario de Trabajo en Educación Popular de Adultos con colegas de las universidades de Antioquia, Valle, Cauca y Universidad Pedagógica Nacional.

Trabajó con el equipo de investigadores de la alianza Universidad de los Andes, Colciencias, Universidad de Harvard, Red Prodepaz, Fundaciones Petroleras y Universidad Surcolombiana en el proyecto “Empoderamiento de las comunidades desde los programas de desarrollo y paz y las fundaciones petroleras”.

Su trabajo es ampliamente conocido a nivel nacional e internacional y los estudios y argumentaciones sobre los impactos y los conflictos de las hidroeléctricas han sido publicados en libros, revistas y portales y difundidos en foros académicos y sociales en diversas partes del mundo.
El profesor Dussán, en cumplimiento de la Misión de la Universidad Surcolombiana de “contribuir a la formación integral de ciudadanos a través de la asimilación, producción, aplicación y difusión de conocimientos científico, humanístico, tecnológico, artístico y cultural y de saberes populares, con espíritu crítico, para que se reflexione y actúe eficazmente en la solución de los problemas del desarrollo humano integral del país y del mundo, dentro de un marco de libertad de pensamiento, pluralismo ideológico y de conformidad con una ética que consolide la solidaridad y la dignidad humana”, ha realizado reflexiones orientadas desde la Investigación Acción Participativa –IAP- y denuncias argumentadas que han sido reconocidas en Informes Técnicos de instituciones como la Contraloría General de la República, La Unidad Nacional Anticorrupción y la nueva Unidad de Delitos contra el Medio Ambiente de la Fiscalía, la Comisión Internacional de Juristas, entre otros.

2. Es un defensor del Rio Magdalena y de las comunidades afectadas por represas.
Desde el año 2008 viene acompañando el movimiento social en defensa de los afectados por represa y, en particular, el Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo en el Huila, sistematizando y argumentando los impactos generados por el proyecto y promoviendo la defensa de los ecosistemas y los derechos de las comunidades , a partir de la utilización de los mecanismos jurídicos establecidos en el marco legal e institucional, nacional e internacional, para la defensa y protección de los derechos humanos y defensa del medio ambiente.

Las acciones de resistencia civil de las comunidades organizadas en ASOQUIMBO, han logrado visibilizarse y reconocerse por la opinión pública nacional e internacional debido al trabajo investigativo realizado por el profesor Dussán.

De igual manera, participó en la Movilización “EL Río de la Vida” con investigadores, escritores y comunidades ribereñas, con el propósito de defender las fuentes hídricas del país amenazadas por el Plan Maestro de Privatización del Río Magdalena.


3. Reconocimiento de los impactos generados por represas por parte instituciones nacionales e internacionales.

El caso del Proyecto El Quimbo es uno de los más emblemáticos en Colombia por los daños socio-ambientales causados y que ha generado numerosos pronunciamientos por parte de autoridades institucionales de carácter nacional e internacionales, entre los que se destacan:
La Corte Constitucional de Colombia, mediante Sentencia T-135/13 ordenó la realización de un nuevo censo de afectados por El Quimbo y afirmó que “es pertinente indicar que, ante el enorme impacto de las represas sobre las personas debería llevar, en algún momento no muy lejano, a quienes toman las decisiones de políticas públicas en esta materia a plantear otras opciones que destaca la Comisión para Represas que incluyen la biomasa, la energía eólica, solar, geotérmica, energía del océano y la cogeneración”.

La Corte señaló, además, que los derechos principalmente amenazados y potencialmente violados, comprenden, entre otros, el derecho (i) a tener una vida digna, (ii) al mínimo vital y (iii) a la vivienda digna, al (iv) trabajo y a la (v) seguridad alimentaria. También existe, como se vio, un potencial riesgo de afectación del (vi) derecho a un medio ambiente sano. Destacó que se puede afectar gravemente el derecho a la participación pública efectiva, consagrado en los artículos 40-2 de nuestra Constitución y 25 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y 23 de la Convención Americana, que hacen parte del bloque de constitucionalidad.

Por su parte, Cabe la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en un informe de las sesiones del mes de octubre del 2014, se refirió al deber del Estado con relación a los proyectos de desarrollo:
“(...) La Comisión también recibió información preocupante sobre la tensión que a menudo existe entre la ejecución de proyectos de desarrollo y el ejercicio pleno de los derechos humanos para grandes segmentos de la población en las Américas. Se han dado casos de violaciones del derecho a la vida, el desplazamiento forzado, casos en los que las fuentes de agua y de los alimentos han sido cortadas, y la violencia contra los líderes que se oponen a los proyectos de desarrollo, entre otros problemas. En las audiencias relativas a varios países, la Comisión recibió información sobre el impacto negativo que muchos proyectos de desarrollo tienen en los derechos de los pueblos indígenas sobre sus tierras y territorios, así como sobre los derechos de las comunidades afrodescendientes y poblaciones rurales y campesinas. (...) La Comisión Interamericana insta a los Estados a adoptar medidas para prevenir las múltiples violaciones de los derechos humanos que pueden resultar de la ejecución de proyectos de desarrollo, tanto en los países en los que los proyectos se encuentran, así como en los países de origen de las corporaciones, como Canadá (...)”

Asoquimbo , durante la Sesión sobre la temática “Desplazamiento forzado por Proyectos de Desarrollo” solicitó ante la CIDH, con el apoyo de otras organizaciones, a que se inste al Estado colombiano a cumplir obligaciones internacionales y declarar la moratoria de los proyectos minero-energéticos y la constitución de una Mesa de Trabajo con los afectados y autoridades. Se solicitó, además, se inste al Estado a atender adecuadamente a las víctimas de desplazamiento forzado a causa de la implementación de proyectos de “desarrollo” e intervenga para que se abra un proceso de diálogo entre víctimas y autoridades para adoptar soluciones efectivas al problema. No obstante, el Estado tampoco atendió las recomendaciones de la CIDH.
La Comisión Internacional de Jurístas -CIJ- en su Informe de Misión sobre El Quimbo consignó: “varios activistas de la comunidad han sido objeto de denuncias penales por parte de funcionarios de Emgesa. La última fue una denuncia contra el Representante Legal de Asoquimbo, Miller Dussán. Esas denuncias pueden ser consideradas como tentativas de criminalizar el ejercicio legítimo de la protesta social y el trabajo de los Defensores de Derechos Humanos”. Concluye afirmando que “el Estado debe reparar integralmente a las víctimas y ofrecer garantías de no repetición”

4. Proceso de Judicialización de la Protesta Social.
Como personas vinculadas a la reflexión académica y Defensores de los Derechos Humanos, consideramos que nuestra misión es contribuir a la protección de los DDHH y los DESCA cuando estas se vean amenazados y/o vulnerados por los Estados o Empresas atentando contra la Dignidad Humana de las Personas.

Contra el profesor DUSSAN en calidad de representante legal de ASOQUIMBO actualmente cursan dos procesos penales, el primero en la Fiscalía 35 de Bogotá por el Supuesto delito de Invasión de Tierras o Edificaciones, denuncia interpuesta por el representante Legal de EMGESA S.A. E.S.P. el día 2 de julio de 2013.

El segundo proceso cursa ante la Fiscalía 21 Seccional de Garzón (Huila), donde se notificó por el Juzgado Primero Promiscuo Municipal del Municipio de Gigante Huila, que el 10 de agosto de 2016 se realizará Audiencia de Formulación de Imputación por el supuesto delito de “obstrucción de vías públicas que afectan el orden público”, en relación con las protestas sociales adelantadas por afectados por el proyecto Hidroeléctrico el Quimbo.

Es de resaltar que ambas solicitudes de investigación, se presentaron en el mismo tiempo y con el mismo estilo, evidenciando la intencionalidad de estigmatizar la labor que realiza el profesor Dussán y a su vez, vulnerando los Derechos Humanos de todo aquel que cuestione las irregularidades de los megaproyectos que van en detrimento de los ecosistemas. Es importante mencionar que la Escuela Judicial del Consejo Superior de la Judicatura realizó el 24 de julio de 2014 por petición de la empres EMGESA S.A. un seminario de formación sobre los efectos legales del Proyecto El Quimbo, evento donde los jueces de la zona discutieron con los abogados de la EMGESA, la posición de esta última en relación con los conflictos jurídicos que se presentaban, situación que a todas luces afectó su independencia y autonomía.

Los hechos antes mencionados, reflejan una persecución, estigmatización y judicialización contra el profesor Dussán por ejercer los derechos a la investigación, la protesta y la organización, la cual hace parte de una reiterada política de criminalización al movimiento social, y que profundiza la grave situación de derechos humanos de la cual es víctima el pueblo colombiano.
En consecuencia,

SOLICITAMOS DE MANERA URGENTE:

1. La observación y análisis de los procesos penales por parte de los organismos internacionales como Naciones Unidas en el marco de la protección de los defensores y defensoras de Derechos Humanos.

2. A la Fiscalía General de la Nación, ordene el traslado a Bogotá del proceso que se adelanta en el municipio de Garzón debido a que no existen garantías judiciales de independencia y autonomía, y se ha desconocido el derecho a la defensa.

3. La revisión y suspensión inmediata de toda acción jurídica sin fundamento contra el profesor Miller Dussán y se le garanticen sus derechos fundamentales, así como su seguridad personal, la de su familia, y la libertad de pensamiento, de organización, de expresión y de cátedra, el respeto y garantías de no repetición en contra de los demás defensores de los derechos humanos, los territorios y la vida.

Firman,

Movimiento Colombiano por la Defensa de los Territorios Ríos Vivos
Asociación de Afectados por el Proyecto Hidroleéctrico El Quimbo –Asoquimbo
Censat Agua Viva
Centro de Estudios para la Justicia Social “Tierra Digna”
Planeta Paz

Planeta Paz - Calle 30A N. 6-22 - Oficina 2701 - PBX (0571) 340 23 00  - Bogotá, Colombia