flickr Twitter Facebook Youtube

Un partido por la Paz. Por: Véala. Comunicaciones Planeta Paz.

maradona partido por la paz

El 10 de abril de 2015 estaba todo listo para dar inicio al Partido por la Paz llamado "Un gol por la Paz", en la ciudad de Bogotá. Algunos medios masivos y la fanaticada futbolera con el simple...

hecho de saber que la estrella del fútbol Diego Armando Maradona pisaría tierras colombianas y además jugaría un partido en pro de la paz de este país, lo volvieron noticia de horario triple A.

La idea de hacer un partido por la paz nació de una conversación pública entre el astro del futbol y la ex-senadora Piedad Córdoba. Córdoba, como invitada a un programa de Maradona en el marco del Mundial Brasil 2014, se le ocurrió la iniciativa y rápidamente el futbolista se integró a la idea.

Después de un poco más de nueve meses se concretó la iniciativa, ubicándose dentro de una serie de eventos públicos en busca de demostraciones de la concreción de la paz en Colombia, como centro de acciones, Bogotá: La Cumbre mundial de arte y cultura para la Paz de Colombia (del 6 al 12 de abril), la movilización del 9 de abril "Movilízate por la Paz: Día Nacional de la memoria y la solidaridad con las víctimas"; la conformación de la organización Juventud Rebelde (del 6 al 9 de abril). Y a nivel nacional hechos como el del presidente Juan Manuel Santos que anunció la prórroga de un mes más de cese de bombardeos contra campamentos de las FARC-EP. Y mientras tanto en Panamá se celebró La Cumbre de la Américas, donde se vivió el histórico encuentro de los mandatarios de Estados Unidos y Cuba, y la siempre opción alternativa de La Cumbre de los Pueblos, también en Panamá.
En una semana de muchos movimientos políticos, sociales y económicos se ubicó el Partido por la Paz, idea que apoyó la alcaldía de Gustavo Petro, como espaldarazo a los diálogos de paz que se desarrollan actualmente en La Habana, Cuba.
Fue en el Estadio de Techo, al sur-occidente del Bogotá, donde se dieron cita clásicos del fútbol colombiano y algunas figuras internacionales.

Las boletas no estuvieron a la venta: acudieron barras de diferentes equipos, integrantes de organizaciones sociales populares, medios masivos y alternativos, personalidades políticas de la escena nacional y gente del común a los que les regalaron entradas.

Hubo dos partidos, el primero: el de las mujeres futbolistas profesionales, y mujeres pertenecientes al arte y la cultura en un ejercicio físico para un público esperanzado con la construcción de la paz desde sus quehaceres. El segundo, el de los hombres. Por fin iban a encontrarse en una campo de fútbol personalidades como Mauricio "el Chicho" Serna, Faustino "el Tino" Asprilla, Freddy Rincón, Lucas Jaramillo, Juan Pablo Ángel, Jhon Mario Ramírez, Alexis García, Ricardo Lunari, Belmer Aguilar, Roberto Carlos Cortés, el "Gato" Pérez y el tan esperado Maradona entre muchos otros; también contó con cantantes y hasta un imitador de Falcao.

Se sintió un partido tranquilo, en paz. El público llevó pancartas alusivas al cese bilateral al fuego y la paz con justicia social; ovaciones para Maradona, arengas por la paz, y cánticos para animar a los jugadores coterráneos.
En los últimos minutos, sin extrañarnos a la asistencia, se pitó un penal que cobró el astro argentino, concretando el tanto.

Al final todos los medios iban tras las declaraciones de Maradona, que ya previamente había hablado para todo el público afirmando la necesidad de Colombia de lograr la paz: cámaras, celulares, micrófonos... Entre la fanaticada y los medios, tratando de burlar el inmenso esquema de seguridad que no permitía acercársele a Diego Armando, se dieron acciones antipáticas y hasta groseras de parte del astro. Como era de esperar, estos últimos detalles de desplante de la estrellalos fueron los destacados por los medios en sus publicaciones.

Terminó este evento con una corta rueda de prensa - donde Maradona no se presentó -, con las declaraciones de Mauricio Serna, Freddy Rincón, Jhon Mario Ramírez y Aldo Cadena (director del IDRD). Es importante lograr que cualquier colombiano se involucre en la construcción de paz, desde sus quehaceres, desde sus acciones, que los futbolistas también hablen de política, de la realidad social, de las víctimas y el conflictos, y como insistió Serna, cada quien desde su labor debe poner su granito de arena:

"A la mesa de La Habana, decirles que no bajen los brazos. Todos los colombianos sabemos que es muy difícil, pero las cosas grandes siempre traen dificultades. A veces uno cree que eso va muy lento, pero sabemos que el camino va seguro. Que sigan el camino, que nos sigan dando buenas noticias": Mauricio "el Chicho" Serna.

Planeta Paz - Calle 30A N. 6-22 - Oficina 2701 - PBX (0571) 340 23 00  - Bogotá, Colombia