flickr Twitter Facebook Youtube

Sobre la minería en Molleturo Ecuador

Carta enviada por un ecólogo que no se siente identificado con el artículo publicado el pasado 1 de Junio.

En relación con el artículo publicado en
http://www.planetapaz.org/index.php?option=com_contentview=articleid=357:pueblo-organizado-de-molleturo-se-levanta-contra-minera-imc-&catid=15:menu-slider&Itemid=48
, en el cual hace referencia al Proyecto Minero Río Blanco, me permito muy respetuosamente hacerle llegar mi opinión.

Soy un ecólogo que ha trabajado por más de 20 años en la protección del Medio Ambiente; me he desempeñado como presidente de la Fundación Ecológica Mazán, Director Científico de Fundación Selva Vida Sin Fronteras, Director Científico de la Fundación para la investigación y protección de la Biodiversidad TaxaSphere, soy fundador de la Fundación Maquipucuna, tengo un Master en Seguridad Ambiental (con una especialidad en manejo de suelos) y cuando me ha tocado protestar contra agresiones al Medio Ambiente lo he hecho enérgicamente. Mi último trabajo, antes de llegar a ser Director Regional del Ambiente, fue con la ONG Británica The World Land Trust, para llevar al Mundo imágenes de la riqueza biológica del Ecuador a través de Internet (www.wildlifefocus.org). He sido una de las personas que más ha apoyado las labores de Green Peace, a través de mi portal de fotografía ambiental, images4life.org.

Cómo científico y especialista en manejo de recursos naturales, me llama la atención el tono del artículo y la falta de objetividad del mismo. El proceso de "Socialización" del Estudio de Impacto Ambiental, es una consulta que se hace al pueblo para que, fundamentadamente, exprese sus objeciones al proyecto de la minera. Me pregunto: ¿Porqué no han sido capaces de hacer llegar sus objeciones cimentadas al proyecto?, ¿Porqué, en lugar de llegar a gritos y palos, no
son capaces de objetar el proyecto con razones ... con ideas ... con propuestas? No veo en ningún lugar del artículo una razón cimentada para objetar el proyecto. ¿Existen dichas razones? Yo no las veo y cada vez que leo sus artículos en Internet, me convenzo más de que no existen tales razones. Me pregunto : ¿Han leido el Estudio de Impacto Ambiental o están basados en motivaciones de otra índole? ¿Cuales son esas motivaciones? He recibido en mi despacho a un grupo de pobladores de Molleturo que me han expresado que no se sienten representados por las llamadas "Defensoras de la Pachamama" y que el pueblo de Molleturo se siente amenazado por quienes están detrás de éste grupo.

Les invito a soltar los palos y piedras, y comenzar a usar el diálogo, su razonamiento, para -con fundamentos válidos- objetar el proyecto. Insisto: "La socialización es un proceso mediante el cual se consulta al pueblo sobre el proyecto para recibir sus opiniones". ¿Porque no pueden dar su opinión razonada? ¿Será que pertenecen al nefasto pasado del Ecuador, cuando -en lugar de actuar inteligentemente y abiertos al diálogo- los demagogos y politiqueros de siempre preferían la violencia? Si están en contra de la violencia, deberían ser consecuentes con su desición. Si están en contra de la minería deben ser consecuentes con su desición.
Todos los componentes de las computadoras que usan ustedes provienen de la minería (cobre, aluminio, oro y otros metales), las casas donde viven son construidas con materiales provenientes de la minería, los relojes que usan, los ladrillos y tejas; hasta las calzas de sus muelas son provenientes de la minería. Están en contra de la minería pero disfrutan de sus beneficios. No me parece una actitud consecuente con su aparente ideología. Si de verdad están en contra de la minería, deberían vivir en casas que no usen materiales que salgan de nuestro suelo. No deberían usar computadores o celulares, o luz eléctrica, porque usan recursos provenientes de la minería.
O es que esperan ustedes que importemos esos productos y continuemos sujetos a lo que producen otros países, acrecentando nuestra pobreza y la dependencia de otros países. O tienen ustedes algún otro plan para que el Ecuador obtenga todos esos recursos económicos de otra fuente. Su discurso me parece muy peligroso porque puede sumir más al Ecuador en la pobreza. Me parece irracional.
Lo racional sería luchar por el uso balanceado y no contaminante de los recursos naturales. Lo racional sería estudiar como se van a realizar las actividades mineras y trabajar porque se hagan bien hechas, siguiendo normas internacionales que respeten el medio ambiente. Lo lógico sería hacer una veeduría ciudadana que monitoree permanentemente la toma de muestras para control ambiental. Lo sabio sería prepararse en materia de monitoreo ambiental para poder objetar lógicamente los errores de la minería. Lo inteligente sería escudriñar el Estudio de Impacto Ambiental y presentar sus objeciones razonadas. Para eso es la Socialización. Para conocer sus opiniones razonadas y fundamentadas.

Lo ilógico es gritar sin fundamento, tratando de no permitir el diálogo, lanzar consignas sin razón alguna, acudir a las piedras y palos en lugar del razonamiento. Como ser humano y como ecólogo, tengo fe en la gente y en un futuro donde el desarrollo sea compatible con la conservación de los recursos naturales. Invito a los auspiciantes de éste sitio web: Ayuda en Acción, United States Institute of Peace, Fundación Hans Seidel, FOS - Colombia, Real Embajada de Noruega, Generalitat Valenciana y la Unión Europea, a generar espacios donde prime la razón y no la violencia infundada. Como miembro de algunas comunidades de ONGs y organizaciones científicas, siento que éstas actitudes son las que dan mala fama a las ONGs en Ecuador y el Mundo.

No estoy a favor de la minería ni en contra de ella. Busco una respuesta objetiva y bien cimentada.

Gustavo Morejón Jaramillo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 

Planeta Paz - Calle 30A N. 6-22 - Oficina 2701 - PBX (0571) 340 23 00  - Bogotá, Colombia