flickr Twitter Facebook Youtube

  • Noticias
  • Noticias 2011
  • Vicerrectoría de investigaciones de la Universidad de Caldas firma contrato con la Anglo Gold Ashanti para hacer monitoreo ambiental.

Vicerrectoría de investigaciones de la Universidad de Caldas firma contrato con la Anglo Gold Ashanti para hacer monitoreo ambiental.

por: Planeta Paz, Caldas

CARTA ABIERTA A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA.

La Universidad de Caldas a través de la Vicerrectoria de investigaciones en cabeza del doctor CARLOS EMILIO GARCIA DUQUE firmó sin consentimiento alguno un contrato con la controvertida multinacional minera Anglogold Ashanti, con la cual se pretender realizar un monitoreo ambiental permanente durante la fase exploración de dicha compañía en la zona de influencia del Proyecto la Colosa.

Este contrato está avalado por más de dos mil millones de pesos, cifra que para una universidad pública representa un monto considerable para lo que hoy llaman dentro de la nueva estructura orgánica “venta de servicios”, en esta oportunidad, profesores del programa de Ciencias agropecuarias serán los encargados de ejecutar dicho contrato; lo que más llama la atención es que dentro de este proceso no se realizó el debido proceso de información a la comunidad universitaria, mucho menos se solicitó la discusión de los académicos que se supone deben actuar en este tipo de espacios en los que se juega, el compromiso ético con el que debe actuar el alma mater sobre todo cuando de contratos bañados de sangre se habla.

Puesto que para nadie es un secreto que la Anglogold Ashanti ha tenido una serie acusaciones a nivel internacional con respecto a su participación con grupos insurgentes como el caso de la República del Congo reportado por la Humain Rights Watch en el 2008, en el que se denuncia las vulneraciones a líderes y campesinos de la zona.

Así mismo, el desplazamiento forzado, el impacto ambiental, la precarización de la mano de obra, las alianzas con grupos armados, la contaminación de fuentes hídricas y la apropiación de terrenos para la explotación, son parte de los efectos nocivos que genera la presencia de este tipo de empresas en Colombia.

Existen además el reporte de muertes de líderes campesinos y de organizaciones de base en Bolívar, Tolima y demás zonas donde hacen presencia esta empresa y qué decir de las amenazas desde las Fuerzas Armadas (aliadas de este tipo de empresas) a habitantes de las áreas de influencia.

El problema de la explotación minero energético es el cambio que generan en la estructura de vida de cientos de habitantes del país que han desarrollado su “rutina”, su cotidianidad en prácticas rurales, en la producción de alimentos, sus tejidos sociales se van a ver fuertemente afectados pues van a pasar de ser campesino a obreros de estás empresas (si cuentan con suerte) o simplemente serán un cifra más de desplazados o desaparecidos.

El problema más allá de los términos de cómo se hizo la contratación, es el hecho que la universidad no puede avalar el accionar de este tipo de empresas que generan a su paso desolación social y natural, indigencia social, impactos irreversibles en el medio ambiente y dependencia económica. Ls profesores que se hacen llamar “investigadores” no pueden seguir sus interese personales por encima de los intereses colectivos, por su agocentrismo de fama y reconocimiento como se sabe lo hacen ciertos profesores de los programa de Agronomía y Geología que trabajan favoreciendo los intereses de empresas privadas y que en sentido figurativo “venden la mamá por plata”.

Llamamos a la Unidad, al debate, al rechazo

SUSPENDAMOS EL CONTRATO DE LA UNIVERSIDAD CON ESTA MULTINACIONAL MANCHADA DE SANGRE.

LA UNIVERSIDAD DEL TOLIMA PUDO HACERLO…NOSOTROS TAMBIÉN

AL PAREDON LOS PROFESORES QUE PONEN EN JUEGO EL BIENESTAR DE LOS PUEBLOS

 

FIRMEMOS LA CARTA DE RECHAZO DE ESTA INVESTIGACIÓN

6 DE MAYO JORNADA DE FIRMAS
 

Planeta Paz - Calle 30A N. 6-22 - Oficina 2701 - PBX (0571) 340 23 00  - Bogotá, Colombia